Interview with Lana Kos in Opera Actual 3/2016

Hace ya varios años que el nombre de Lana Kos se asocia a lo mejor de la lírica interna- cional. En esta revista se le dio a conocer

cuando en 2013 regresaba a la Arena de Verona para cantar La Traviata, su ópera favorita. Entonces confesaba que siempre le había interesado más el teatro que el canto, aunque estos años de carrera le han hecho enamorarse de su oficio. Nacida en Varazdin, (Croacia), ciudad conocida como la pequeña Viena por su efervescencia musical y su patrimonio arquitec- tónico, la soprano vivió un cambio definitivo en su trayectoria cuando el bajo Paata Burchuladze la oyó cantar a los 17 años de edad recomendándola a Mstislav Rostropovich. Fue entonces cuando comenzó todo. Unos primeros pasos en los que fue ampliando un repertorio que en un comienzo se cen- traba en papeles como la mozartiana Reina de la Noche, abriéndose más tarde a un terreno propio de una lírica de coloratura, que es como se define, para llegar a las heroínas verdianas de Traviata o Ernani, título, este últi- mo, que debuta este mes. Vinculada sentimentalmente al regista italiano Giancarlo del Monaco –“él sabe mucho de ópera y me aconseja con frecuencia”, afirma sobre su pareja–, en abril cantará una ópera por primera vez en España, como la protagonista de Luisa Miller en el Teatro Real –para su desgracia, porque adora actuar, en versión de concierto–, papel que in- corporó en 2014, en Lausana (Suiza).

“Cuando lo debuté me encontré con un personaje muy comprometido, que desde un punto de vista vocal abarca una extensión que va del Re natural sobreagudo al Si bemol grave”, afirma la soprano a ÓPERA ACTUAL. “Para afrontarlo debidamente, se necesita una voz muy dúctil y elástica para resolver los problemas que supone una tesitura tan amplia”.